Textura de Queso con Chorizo de Pueblo: tradición e innovación juntas

Si el Queso Manchego y el chorizo forman parte de tu dieta, ¿por qué no la Textura de Queso Manchego con chorizo de pueblo?

Textura de Queso Manchego con Chorizo de Pueblo, un producto gourmet donde se unen perfectamente la tradición con la innovación.

Queso Manchego Textura de Chorizo

 

En alimentación se denomina embutido a una pieza, generalmente de carne picada y condimentada con hierbas aromáticas y diferentes especias (pimentón, ajos, tomillo, romero, etc) que es introducida (“embutida”) en piel de tripas de cerdo. La tripa natural es la auténtica creadora del gran sabor del embutido natural por sus grandes cualidades en la curación de éstos. Su forma de curación ha hecho que sea fácilmente conservable a lo largo de períodos de tiempo relativamente largos. Son, por tanto, aquellos derivados preparados a partir de las carnes autorizadas, picadas o no, sometidas o no a procesos de curación, adicionadas o no de despojos comestibles y grasas de cerdo, productos vegetales, condimentos y especias, e introducidos en tripas naturales o artificiales.

La elaboración del embutido consta de dos fases. En la primera, denominado picado y embuchado, se pica la carne mediante una máquina específica y se embute en una tripa de cerdo. La última fase, la de curación del producto, es muy importante a la hora de tener una adecuada capacidad de conservación del producto final, vigilando la estabilidad del color y formación final del aroma.

Dentro de todos los tipos de embutidos (embutidos de carne, embutidos de vísceras, embutidos de sangre y fiambres) se encuentra el chorizo, encuadrado dentro de la categoría de embutidos de carne. Un producto tradicional y de elaboración artesanal en la mayoría de los casos, que se fusiona con un producto tan emblemático como el queso manchego, haciendo algo prodigioso, una mezcla exótica dirigida a los paladares mas exigentes. Queso Manchego Chorizo

El consumo del chorizo aporta grandes beneficios a nuestro organismo. Es una buena opción para aumentar tu consumo de proteína y ayuda a la gama de aminoácidos esenciales requeridos para reparar tejidos y descomponer alimentos. Es una buena fuente de tiamina, que permite a tu cuerpo utilizar ciertos aminoácidos de manera más efectiva; también contribuye con el proceso de transformar el alimento en energía. Hace un alto aporte de vitamina B-12 la cuál es un nutriente que juega un papel primordial en la función de los nervios. Por último aumenta el consumo de selenio que genera antioxidantes, los cuales te protegen del daño causado por radicales libres.

Todo ésto, junto con los beneficios aportados por el consumo de queso manchego, alto contenido en proteínas, calcio, fósforo, zinc y yodo, lo convierten en un producto indispensable para tu dieta.

Un producto que te hará experimentar sensaciones diferentes, momentos de queso y momentos de chorizo, perfectamente equilibrados y complementados. Un experiencia diferente.

¿Aún no lo has probado? Te invitamos a degustarlo.